No eres candidato para emprender. Descubre aquí por qué.

Buenos días estimados lectores,

Muchas personas se han acercado a mí con el deseo de emprender un negocio – sin entender todo lo que esto conlleva – sí, porque embarcarse en el mundo del emprendimiento hay que entender varios conceptos que la mayoría de las personas desconocen. Por lo general, llegan a mi web o a mis redes sociales con esa inquietud y desconocen todo ese proceso para llevar a cabo un proyecto que te permita verte profesionalmente en internet.

Hay varias razones por las cuales tú no estás preparado para emprender un negocio y te explico aquí cuáles – a mi criterio – pueden ser.

  1. Tienes deudas
  2. Quieres ver resultados a corto plazo
  3. Crees que no es necesario invertir

¿Deseas emprender pero tienes deudas que pagar?

Salda tus deudas. Es lo primero que debes hacer si deseas emprender.

¿Quieres ver resultados a corto plazo?

Sí empiezas con esa mentalidad, vas a frustrarte muy rápido. Debes saber que el mundo del emprendimiento es una carrera de resistencia. No de tiempo. Además de eso, hay que instruirse sobre marketing digital, cómo funcionan las redes sociales – para sacarles el mayor provecho y difundir tu producto o servicio – y construir una mentalidad indomable.

¿Crees que no es necesario invertir?

Para hacer dinero, hay que invertir dinero. No hay otra. Debes invertir principalmente en conocimiento e infraestructura.

¿Deseas entrar en la era digital?

Según Jamie Spencer, la cifra actual, a principios de 2020, es de más de 4.540 millones de usuarios activos de Internet. Mientras que la cifra actual de la población mundial es de 7.760 millones de personas. Esto significa que más del 56% de la población mundial son usuarios activos de Internet. Hoy en día, cada seis de cada diez personas tienen acceso a Internet.

Para ello se hace necesario principalmente cuatro (4) cosas:

  • Mentalidad indomable y disponibilidad para invertir
  • Un nombre con el que desees mostrarte en internet
  • Un producto o servicio que ofrecer
  • La plataforma que te servirá para mostrarlo al mundo

Una vez tengas estos cuatro elementos puedes embarcarte en este proceso de aprendizaje que conlleva entrar en el mundo del emprendimiento.

Lo primero será escoger el nombre con el que te vas a mostrar en internet. Luego debes escoger un dominio web con el que deseas que la gente te encuentre. Para registrarlo, yo siempre recomiendo lo que conozco y funciona: r2d2host.com.

Si ya tienes un producto que ofrecer, puedes hacerlo a través de una tienda online.

Si cuentas con poco presupuesto, puedes empezar con los planes que ofrece Shopify, ellos te brindaraán toda la plataforma para llevar a cabo tu proyecto y vender así los productos que desees. Aunque una vez levantes capital, pudieras ya tener tu propio plan de web hosting con el control total de tu tienda y ofrecerlos a través de tu propia plataforma.

Si por otra parte, deseas ofrecer servicios, pudieras empezar con un blog WordPress (recibes $25 de crédito al registrarte) y luego que obtengas tus primeros clientes y levantes un poco de capital, puedes plantearte el desarrollo de un sitio web más robusto y personalizado en el que tengas total control sobre la plataforma con un plan de web hosting propio y un sitio web con las personalizaciones que desees.

Hasta una próxima entrega.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *